2012-08-06

Quién te ha visto y quién te ve

El tiempo pasa, y a quien más a quien menos, a todos nos pasa factura. Aunque a veces no lo parezca, lo mismo pasa con los famosos: unos lo llevan mejor, otros se desmejoran mucho con el paso de los años... pero a pesar de los intentos de muchos por mantenerse jóvenes, la edad no perdona. Éstos son algunos ejemplos del ayer y el hoy de algunas estrellas del metal:

James Hetfield se ha deteriorado (casi) tanto como su música
Empezamos con uno bastante obvio: 30 años separan una foto de otra, y eso, sin duda, es mucho tiempo. El joven de la melena rubia se ha convertido en un señor barrigudo, con barba y el pelo más corto, que por suerte todavía conserva. Y por supuesto, muchos tatuajes. Liderar una banda tan importante como es Metallica no podría dejar indiferente a nadie, y los conciertos, las fiestas y todo lo que uno puede pasar con una vida como la suya se nota con los años.

Kerry King, uno de los calvos del metal por excelencia
Muchos no lo saben, pero el guitarrista de Slayer nació con pelo. Cuenta la leyenda que un día decidió afeitarse la cabeza, y posteriormente, echando de menos su pelo, pensó que al menos podría lucir melena en la barbilla. Después de esto, Kerry se quedó con lo que se llama la cara al revés, pero al menos el tatuaje que se hizo en la cabeza ayuda a disimular tanto vacío. Eso sí, sus brazaletes con pinchos de medio metro y las cadenas del coche que lleva colgando no se los quita nadie.

La frase más famosa de este hombre ha sido " Jamás volveré a Judas Priest  "
Otro que se ha quedado con la cara al revés es el cantante de Judas Priest. Será que con los años los hombres perdemos pelo por arriba y nos sale por abajo. A pesar de esto, él sigue siendo todo un icono adorado por miles de metalheads. Y es que la moto de Painkiller da estilo a cualquiera. Rob también luce multitud de tatuajes, entre ellos uno en la cabeza, pero no tan grande como el del señor King. Las gafas de sol también se han convertido en parte del cuerpo de este artista, que ya no se deja ver sin ellas.

Chris Barnes bien podría pasar por un perroflauta en mi barrio
No todos se quedan sin pelo conforme pasan los años, pero viendo estas dos fotos, cualquiera diría que el ex cantante de Cannibal Corpse y el frontman de Six feet under es el mismo. A demás de estar notablemente más viejo, las rastas algo descuidadas de Chris y su tupida barba le dan un look de vagabundo completo. ¿Qué habrá hecho este hombre para quedarse así? ¿Tanto le han afectado los porros? ¿O es que ya pasa de todo y se ha hecho rastafari? Sin olvidar el tapacubos que se ha puesto en la oreja. Si es que, a la mínima que uno se descuida, acabamos perdiendo todo el atractivo.

Vikernes ha pasado de quemar iglesias a vivir feliz en una granja cual paleto sureño. ¿Tocará el banjo en su porche?
De joven blacker malvado a viejo druida feliz. El paso del famoso músico (aunque más conocido por homicida y pirómano) por la prisión le ha cambiado radicalmente. Vale que 16 años encerrado le dan tiempo a uno para muchas cosas, pero Varg Vikernes a pasado por ser satanista, neo nazi, skin head y bohemio odinista. Ha llevado pelo largo, corto, rubio, moreno, cabeza afeitada, barba trenzada, barba corta y barba al estilo Gandalf. Si hay alguien que cambie de apariencia más que este noruego, debe ser un transformer.

Sami Hinkka, embajador internacional del kebab dietético
Afortunadamente, no todo el mundo empeora con el tiempo. Sami ha sabido envejecer con estilo y ahora luce una cabellera larga y rubia, además de la barba aparentemente de rigor. Además de esto, el bajista se ha puesto realmente en forma, transformando su cuerpo en un conjunto de músculos donde antes sobraba carne. No sabemos cómo lo ha hecho, aunque sí sabemos que parece haber pasado todos sus kilos a su compañero Petri Lindroos. Seguro que comer kebabs, como parece hacer a todas horas, no le ha ayudado mucho, aunque si ése es su secreto, voy a empezar a visitar restaurantes turcos con más frecuencia.

Dez Fafara, o cómo recuperar la dignidad con el tiempo
En cuanto a la edad, el tiempo no parece haber afectado mucho al cantante de Devildriver, pero su cambio físico ha sido muy notable desde que estaba en Coal chamber. Todos esos piercings ya no están, salvo el de la nariz, y su pelo se ve bastante más decente sin esas trenzas tan coloridas, al igual que esa barba a juego. Aunque ahora aparenta ser bastante más normal, parece que se ha entretenido complementando cada vez más los dibujitos bajo su labio inferior. Aparte de que parece haber dejado de llevar las pulseras que regalaba la Súper Pop. De cualquier modo, nadie podría discutir cómo han cambiado los años a este hombre.

El fotógrafo y el estilista de la foto de la izquierda están en busca y captura
Por último, presentamos una persona que ha cambiado como sólo podía hacerlo un miembro de un grupo de Black metal. Mirando una foto perteneciente al libreto del álbum Stormblåst, descubrimos a Shagrath (de verdadero nombre Stian) adornado de manera muy típica en este estilo musical, si no fuese por… ¿un sombrero de copa? ¿Porrrr qué? Todos sabemos que el Black metal puede dar lugar a las fotos más ridículas y extravagantes imaginables, pero ¿de dónde habrá sacado esa idea? En fin, tampoco es que los brazaletes o la pose ayuden mucho. Por suerte, Shagrath es ahora un hombre más maduro (o con más presupuesto) y se maquilla con más estilo, un estilo que aunque no guste demasiado a los fanáticos más puristas de este género, le favorece mucho. Tanto como para quedarse con la mujer de Nicolas Cage.



BONUS TRACK!

¿Reconocéis a este chaval?
Es Sonny Moore, ex-vocalista de la banda de post-hardcore estadounidense From First to Last. Entre 2004 y 2006, Moore publicó dos álbumes con su grupo: Dear Diary, My Teen Angst Has A Body Count; y Heroine. Después de una gira, comenzó a tener problemas en sus cuerdas vocales, y en 2006 decidió abandonar la banda para trabajar en un proyecto en solitario. Lo que medio mundo no sabía era que iba a cambiar de estilo radicalmente, para acabar siendo alguien como...




...





...





(sonido de tambores)






SKRILLEX!! Del post-hardcore al electro dubstep, este chaval de 24 años se ha reinventado completamente, sorprendiendo a medio planeta y poniendo las discotecas patas arriba. 

Ahora sí que nos despedimos, gracias por la visita.

Artículo principal: Álvaro Martín
Comentarios insulsos: Aintzane Larrañaga

2 comentarios:

  1. Los comentarios insulsos hacen ganar mucho al artículo e? XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como que metallica se ah deteriorado

      Eliminar